Blog Todema

En el blog Todema nos dedicaremos a publicar artículos y noticias sobre fisioterapia, osteopatía, reiki, sanergia y todos los tipos de terapias que ofertamos en público, así ademas de estar informados sobre nuestros servicios, podréis consultar todo tipo de información sobre terapias etc

Hígado y sus relaciones energéticas

Hígado y sus relaciones energéticas

 

El hígado se define, según Wikipedia, como:

“El hígado (del latín iecur ficātum “alimentado con higos”) es la más voluminosa de las vísceras y una de las más importantes por su actividad metabólica. Es un órgano glandular al que se adjudica funciones muy importantes, tales como la síntesis de proteínas plasmáticas, función desintoxicante, almacenaje de vitaminas y glucógeno, además de secreción de bilis, entre otras. También es el responsable de eliminar de la sangre las sustancias que puedan resultar nocivas para el organismo, convirtiéndolas en inocuas; está presente en el ser humano y se le puede hallar en vertebrados y algunas otras especies inferiores.”

Con esta definición ya podemos intuir y saber cuánto de importante es este órgano para el ser humano, sin embargo, el hígado o mejor dicho la función hígado abarca mucho más y es esto lo que voy a intentar explicaros de una manera sencilla para que seamos conscientes de qué cosas pueden perjudicar y enfermar nuestro hígado, y también qué señales o síntomas nos avisan de un mal funcionamiento hepático.

¿Y con qué se relaciona el hígado?

En la medicina tradicional china, el hígado, junto con su víscera acoplada que es la vesícula biliar, forma el elemento MADERA. El elemento MADERA está alimentado energéticamente por el elemento AGUA (Riñón y vejiga), a su vez el elemento METAL (pulmón e intestino grueso) controla la energía del elemento MADERA, el elemento MADERA nutre la energía del elemento FUEGO (Corazón e intestino delgado) y por último el elemento MADERA controla la energía del elemento TIERRA (Bazo/Páncreas y estómago).

El hígado funciona y trabaja todo el día aunque su franja horaria propia, según los ciclos circadianos, donde se activa y regenera más es entre las 1 y las 3 de la madrugada aproximadamente, hora fundamental que requiere que estemos dormidos para que el hígado se “regenere”.

El hígado además es responsable del TEJIDO MUSCULAR Y LIGAMENTOSO, esto es, si el hígado está bien regulado y equilibrado tendremos un tejido muscular sano y sin apenas contracturas musculares ni patología muscular o ligamentosa. También la energía de la VISIÓN está controlada por el hígado por lo que una buena salud ocular depende también de que el hígado esté bien.

A nivel emocional, un hígado sano está relacionado con la imagina-accion, con una competitividad sana, deseo de avanzar y mejorar, buena adaptación a todos los lugares o circunstancias, nos pone en acción para conseguir alcanzar nuestros proyectos y deseos, etc.

A nivel de sabor, los elementos de características agrias y ácidas estimulan el hígado, así como el color verde, la primavera y el clima ventoso (viento).

 

¿Qué pasa si tenemos una disfunción en nuestro hígado?

Una disfunción por un exceso de energía en el hígado puede provocar los siguientes signos o síntomas:

  • Dolor difuso en el hombro derecho.
  • Problemas frecuentes musculares (contracturas) y ligamentosos.
  • Cefaleas.
  • Insomnio distal (te despiertas a media noche y no te puedes dormir).
  • Estrés y ansiedad.
  • Problemas digestivos.
  • Problemas visuales.
  • Problemas circulatorios venosos en miembros inferiores.
  • Hemorroides.
  • Alergias frencuentes.
  • Inadaptación.
  • Rabia, rencor, resentemiento, ira.

images

En la actualidad hay muchas personas que presentan un hígado sobrecargado y en exceso de energía por diferentes motivos como son los alimenticios, tóxicos, medicamentos, estrés, conflictos en el ambiente familiar, laboral o personal,…

Según mi experiencia las causas que más están afectando a muchas personas son las siguientes:

  • INTOLERANCIAS a proteínas de la leche, lactosa y/o gluten. Esta causa es muy frecuente en niños hiperactivos.
  • TÓXICOS medioambientales que favorecen aparición de alergias.
  • Fármacos cuya toxicidad afecta al hígado.
  • ESTRÉS emocional por relaciones conflictivas en el trabajo, ambiente familiar, pareja.
  • Falta de perdón hacia algo o alguien que nos hizo daño en el pasado.
  • No sentirse querido o interpretar que recibimos menos cariño del que merecemos de algún ser querido (importante causa en la edad infantil y adolescente)

¿Qué medidas adoptar para regular nuestro hígado?

A nivel general es recomendable las siguientes medidas para intentar regular nuestro funcionamiento hepático:

  • Suprimir o reducir al máximo los lácteos de nuestra dieta.
  • Moderar el consumo de alimentos que contengan trigo/gluten.
  • Realizar una limpieza hepática un par de veces al año (ideal en primavera y otoño aunque se puede hacer cuando uno desee). Para ayudarnos a una limpieza hepática es interesante utilizar ciertos suplementos o productos fitoterápicos que actúan en la limpieza hepática.
  • A nivel emocional sería interesante regular nuestro hígado con las Flores de Bach más adecuadas en nuestro caso concreto, para eso es conveniente que un profesional de la salud experto en Flores de Bach te realice un testaje.
  • Las flores de Bach que con más frecuencia se utilizan para disfunciones emocionales a nivel hepático son IMPACIENCIA, SAUCE, CASTAÑO BLANCO, ACEBO, CASTAÑO ROJO y REMEDIO RESCATE, aunque, como he dicho antes, es importante testarlas en la persona para saber con seguridad cual esencia floral necesita.
  • A nivel energético también es importante que el funcionamiento de nuestros chakras sea correcto, fundamentalmente los chakras 2, 4 y 5, que según mi experiencia su bloqueo afecta mucho al hígado ya que la persona con alguno de estos chakras bloqueados son personas que guardan resentimiento, rabia, rencor. Para equilibrar los chakras se puede utilizar la terapia REIKI, en tal caso es conveniente acudir a un terapeuta que practique dicha terapia.

Pasa a la acción ahora

  1. Elimina o reduce los lácteos de tu alimentación.
  2. Haz una limpieza hepática sencilla tomando NUTRI-HEPAT que puedes comprar AQUÍ.
  3. Regula tu hígado emocionalmente tomando la flor o flores de Bach que tú necesites. Para eso solicitame tu bote de esencias florales testadas AQUÍ.
  4. Regula energéticamente tus Chakras fácilmente utilizando un set de 7 gemas que podrás usar en tu casa mientras practicas meditación o relajación.

No te pierdas nuestro artículo

Gemas

 

Cómo equiligrar fácilmente tus chakras

Comentarios (1)

  1. Gracias a Antonio Hervas, estoy conociendo Todema y los dos enlaces que tenéis de candida y del hígado, me parecen muy interesantes y me han abierto los ojos. Dar las gracias y nos vemos en la cita de Biorresonancia MORA. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Apúntate ahora y te llevarás GRATIS el Ebook “Guía práctica de Flores de Bach”  

*Nombre       

*Email          

* Campos obligatorios

Powered by WordPress Popup