Osteopatía Todema

Osteopatía

Osteopatía

Se trata de una disciplina terapéutica y de un conjunto de conocimientos específicos basados en la anatomía y fisiología del cuerpo humano, en el conocimiento de cómo intervienen los diferentes tejidos en la producción de la enfermedad y en la aplicación de técnicas de normalización de las funciones alteradas, técnicas que la Osteopatía ha desarrollado durante más de un siglo de evolución de la disciplina  a través de las Escuelas de Osteopatía.

En España, la Osteopatía no está reconocida como carrera universitaria aunque sí en otros países como Reino Unido, EEUU y Francia.

En España, los profesionales que a nivel legal están capacitados para aplicar las técnicas osteopáticas son los Fisioterapeutas,  por lo que escuelas como la EOM (Escuela de Osteopatía de Madrid) realizan una formación de postgrado de Osteopatía para fisioterapeutas.

La Osteopatía utiliza una base de conocimientos de fisiología, anatomía y  biomecánica muy potente para evaluar a la persona e intentar detectar donde presenta los bloqueos por hipomovilidad para así restablecer el equilibrio y conseguir que se corrija la lesión o patología que presente la persona.

Estas disfunciones por hipomovilidad podrán asentarse a nivel estructural (articulaciones, músculos, tendones, ligamentos, fascias), a nivel craneal (huesos y suturas del cráneo, mecanismo craneosacro) o a nivel visceral (vísceras y órganos).

Por tanto la Osteopatía consta de 3 partes, aunque estas 3 partes nunca se podrán dividir a nivel práctico ya que todo está interconectado por el sistema nervioso y endocrino. Estas tres partes son:

  • OSTEOPATIA ESTRUCTURAL: dirigida al sistema musculoesquelético. Aquí se engloban las técnicas de thrust o manipulación, músculo-energía, spray and strecht, puntos gatillo, técnicas articulatorias.
  • OSTEOPATIA VISCERAL: orientada a liberar los bloqueos de movilidad de cualquier órgano o víscera que se detecte que está relacionada con la sintomatología del paciente. Las técnicas de osteopatía viscerales actuarán sobre todos los tejidos relacionados con el órgano o víscera sobre la que se actúe como son los vasos sanguíneos, nervios, mucosas, fascias, etc..
  • OSTEOPATIA CRANEAL Y TERAPIA CRANEOSACRA que actuando también mediante técnicas manuales, liberan y facilitan la micromovilidad del cráneo y el conjunto de la relación craneosacra a través de las membranas meníngeas y el papel del líquido cefalorraquídeo. Algunas consecuencias de alteraciones posturales, traumatismos, desequilibrios musculares etc, pueden afectar a nervios craneales, arterias, glándulas y otros tejidos, a su paso por orificios craneales o en el interior mismo, lo que puede provocar neuralgias, dificultades de visión, audición, alteraciones de algunas funciones glandulares, vértigos, migrañas, e incluso a través del sistema nervioso vegetativo, trastornos digestivos, respiratorios, vasculares etc.  Las técnicas craneosacras son muy importantes para los bebés que han sufrido cualquier problema en el parto.
Osteopatía

 ¿En qué consiste una sesión y tratamiento de osteopatía?

En Todema, en la primera sesión, el o la Osteópata le realizará una anamnesis completa para conocer sus antecedentes y problemas presentes por los que nos visita.

A continuación procederá a una exploración para determinar qué bloqueos presenta el cliente y acto seguido aplicará las técnicas osteopáticas que más se adecuen a la edad, sexo y fase de la lesión o enfermedad, siempre previa explicación e información del tratamiento por parte del Osteópata para que el cliente de su consentimiento.

Es recomendable acudir al tratamiento en ropa cómoda ya que, para que un Osteópata pueda trabajar bien, es necesario que la persona se quede en ropa interior, bikini o pantalón corto.

La frecuencia de las sesiones dependerá de cada caso en particular aunque siempre se deja, entre una sesión y otra, un mínimo de una semana. Posteriormente, en función de la evolución se va alargando el tiempo entre sesión y sesión pudiendo ser de dos, tres o más semanas.

Es importante destacar que Osteopatía no es “crujir” o “colocar” las vértebras o articulaciones. Las técnicas de manipulación o de thrust, que así se llaman, son una de las muchas opciones de técnicas osteopáticas que se pueden emplear para desbloquear una hipomovilidad y, por lo tanto, en función del tipo de paciente y de la elección del Osteópata se podrán o no se podrán hacer.

¿Quién puede beneficiarse de la osteopatía?

La osteopatía puede ser aplicada a cualquier persona y a cualquier edad, teniendo siempre presente que las técnicas y estrategias terapeúticas son diferentes en función de cada caso particular.

Así es muy recomendable acudir al Osteópata en los siguientes casos:

  • Lesiones vertebrales (cervicales, lumbares, dorsales) como pinzamientos, hernias o protusiones discales, contracturas musculares.
  • Esguinces de tobillo o rodilla.
  • Fascitis plantares crónicas.
  • Trastornos gastrointestinales como son estreñimiento, gases, hemorroides, hernia de hiato.
  • Cólicos del lactante en bebés.
  • Tortícolis congénita.
  • Cefaleas, migrañas, vértigos, mareos.
  • Patología de la articulación temporomandibular como bloqueos, chasquidos, bruxismo.
  • Estrés y ansiedad.
  • Etc…

 

En Todema enfocamos una sesión de Osteopatía no sólo desde el punto de vista físico, sino también bioquímico (consejos alimenticios o fitoterapia), emocional (combinación con Flores de Bach) y energético (Reiki o cromoterapia si hiciese falta).

Apúntate ahora y te llevarás GRATIS el Ebook “Guía práctica de Flores de Bach”  

*Nombre       

*Email          

* Campos obligatorios

Powered by WordPress Popup