Blog Todema

En el blog Todema nos dedicaremos a publicar artículos y noticias sobre fisioterapia, osteopatía, reiki, sanergia y todos los tipos de terapias que ofertamos en público, así ademas de estar informados sobre nuestros servicios, podréis consultar todo tipo de información sobre terapias etc

Disfruta de ser mujer, aquí te ayudamos

Disfruta de ser mujer, aquí te ayudamos

 

Hay muchas mujeres que sufren muchos desajustes hormonales y la solución que le dan a la mayoría son tratamientos hormonales a través de fármacos.

Pues bien o quiero contarte que hay otros métodos de tratamiento naturales y efectivos que pueden evitar tomar esos fármacos  que tienen también efectos secundarios en tu salud.

¿Cómo funcionan nuestras hormonas?

Lo primero de todo quiero explicarte cómo funcionan todas nuestras hormonas en el cuerpo y qué importancia tiene para saber el por qué de estos desajustes.

Todo el sistema hormonal está regulado por tres piezas fundamentales:

  • Sistema endocrino que va a ser el responsable de transportar todas las hormonas por el torrente sanguíneo.
  • El cráneo donde se aloja el hipotálamo y la hipófisis las que van a mandar o inhibir estas hormonas. El HIPOTÁLAMO que es el encargado de generar la gonadotropina (hormona principal del ciclo ovárico). Esta hormona es la encargada de fabricar otras dos que son la FSH y LH responsables de estimular a los ovarios para fabricar estrógenos y progesterona.
  • La pelvis donde se encuentra los ovarios encargados de estimular al hipotálamo para mandarle más hormonas para la producción de progesterona y estrógenos.

El ciclo menstrual tiene una duración entre 25-30 días depende de cada mujer.

El inicio de cada ciclo es el final de ciclo anterior cuando la cantidad de hormonas disminuye en los ovarios, estos mandan señales al hipotálamo para que empiece en el nuevo ciclo.

Comprende dos fases la folicular y la luteínica:

  • En la folicular el hipotálamo a través de la hipófisis empieza a mandar mucha cantidad de FSH responsable de que el ovulo empiece a crecer a través de la producción de estrógenos en los ovarios. Cuando este ha llegado a su tamaño máximo el hipotálamo empieza a mandar LH para generar progesterona para comenzar la ovulación (entre el día 14 o 16 del ciclo).
  • En esta fase el óvulo está preparado para ser fecundado por el espermatozoide, si no se produce la fecundación empezará la fase luteínica donde el óvulo madurará para ser expulsado a través de la trompa y el útero. Esta fase dura 14 días hasta que llega al día 28 donde las paredes del útero empiezan a desprenderse (que es lo marroncito que expulsamos al inicio del manchado), este es el final del ciclo  donde el pico de hormonas a disminuido tanto que provoca la estimulación del hipotálamo para mandar hormonas y así empezar un nuevo ciclo.

 

 ¿Qué patologías y disfunciones se pueden dar?

Nos podemos encontrar muchas patologías en la esfera ginecológica como ovarios poliquísticos, miomas, endometriosis, deformaciones uterinas como el útero bicorne…

Todas estas deben ser diagnosticadas y tratadas por los ginecólogos.

Nunca te debes olvidar de que la revisión al año del ginecólogo es muy importante aunque no tengas ninguna patología debido a que en la actualidad se está presentado muchos casos de cáncer de ovario que no son diagnosticado a tiempo.

utero

Lo peculiaridad que tiene esta cáncer es que no da ningún síntoma aparente, es decir, puedes tener la reglas perfectamente y no tener ningún síntoma y poder tenerlo, además se da en mujeres entre 25-30 años así que no te olvides de hacerte al menos una revisión al año.

Hay  otras patologías y disfunciones más comunes que sí está a nuestro alcance para su tratamiento.

Cuando hay desarreglos hormonales, reglas abundantes, irregulares, dolorosas,  dolores de cabeza, cansancio en las piernas, dolor lumbar, dolor de rodillas, barriga inflamada, dolor de mamas… antes, después o durante el ciclo menstrual, pueden estar provocados por factores que perturban las funciones y síntesis del sistema hormonal.

Dichos factores pueden ser:

  • La alimentación: donde nos encontramos con sustancias químicas (xenoestrógenos), con un déficit de nutrientes y con un desequilibrio intestinal.
  • Emocional: estado anímico y energético.
  • Físico: congestiones pélvicas, disfunciones del sacro, craneales, de útero.

 

¿Cómo afectan estos factores a nuestro cuerpo y cómo se pueden tratar?

  • A nivel bioquímico (alimentación)

Xenoestrógenos: son sustancias que son parecidos a los estrógenos y que provocan bloqueos en los receptores hormonales creando desajustes hormonales. Estos se encuentran en pesticidas, plásticos, compuestos industriales y drogas farmacéuticas. Un ejemplo son los anticonceptivos que son hormonas químicas que el cuerpo no elimina fácilmente y su acumulo producen síntomas como depresión, falta de deseo sexual, retención de líquidos, necesidad de comer hidratos de carbono y dulces, aumento de peso, vaginitis…

Para evitar los xenoestrógenos se debe:

  1. lavar bien la fruta y la verdura.
  2. no beber agua del grifo (si puede estar embotella en cristal mejor)
  3. usar productos naturales sin químicos para la higiene personal.
  4. evitar la suma de fármacos como es en este caso las anticonceptivas.
  • Déficit de nutrientes.

Cuando hay un déficit de nutrientes, el organismo no puede degradar y eliminar los estrógenos y la progesterona.

Son esenciales: zinc, selenio, cobre, magnesio, vitamina B2, B6, B12 y ácido fólico.

Hay que aumentar el consumo de vitaminas como:

B2, B6, B12: (ayudan a eliminar las hormonas) huevos, legumbres, soja, vegetales verdes, aguacate, frutos secos, pollo, atún, sardinas, puerro…

Vitamina E: (ayuda a combatir los dolores de mamas) frutos secos, vegetales verdes, lechuga y legumbres.

Vitamina A: (combate las reglas fuertes) pescado azul y huevos.

Vitamina C mas bioflavonoides: (previene las reglas abundantes): coliflor, perejil, melón, pomelo, brócoli, espinacas, limones, col, pimientos, tomates, berros, fresas y patatas con piel.

Aumento del consumo de minerales:

Zinc: sardinas, pollo, carne roja, pepino, frutos secos, huevos, atún, trigo sarraceno, zanahorias, avena, centeno, patatas, coliflor…

Magnesio: almendras, brócoli, pollo, ajo, cebollas, tomates, berenjenas, zanahorias, judías verdes, perejil, uvas, apio, manzanas…

Cobre: frutos secos, hígado vacuno, aguacate, frijoles, garbanzos, lentejas, champiñón.

Todos estas vitaminas y minerales pueden ser adquiridas también por complementos nutricionales pero te aconsejo que antes de tomártelos acudes a nosotros o a un especialista en nutrición porque su toma en exceso provocan efectos negativos como intoxicaciones.

El omega 3 y 6 son esenciales para el buen funcionamiento hormonal, lo podemos encontrar en el pescado azul, aceite de oliva, aceite de coco…además de encontrarlo como suplemento nutricional con la onagra y borraja, EPA Y DHA.

  • Desequilibrio intestinal:

En el intestino es donde las toxinas procedentes del hígado y de la bilis son evacuadas para ser eliminadas por las heces y la orina.

En el colon hay muchas bacterias, cuando hay un desequilibrio intestinal se empieza a producir bacterias malas (atacan a la flora bacteriana) y como consecuencia aumenta la absorción de estrógenos en la sangre en vez de ser eliminadas por las heces o la orina.

Este desequilibrio está provocado por una dieta con bajo consumo en fibra: frutas, verduras, legumbres, cereales y frutos secos.

  • A nivel emocional y energético

El estado de ánimo y el equilibrio energético es esencial para estar equilibrado para que todo funcione correctamente.

No debes olvidar que el sistema endocrino está muy influenciado por las emociones y repercute sobre tu ciclo hormonal.

A nivel energético está relacionado con los chakras que son zonas energéticas (como anillos) que se encuentra a lo largo de nuestro cuerpo cuya función es mantener un equilibrio de energía para estar en armonía.

Hay siete chakras y el segundo chakra es el más relacionado con tu zona genital femenina (la sensualidad, el sentirse mujer, la fertilidad…) y con las preocupaciones a nivel familiar.

Todo esto se puede tratar gracias a tratamientos como flores de Bach y Reiki.

Siempre teniendo en cuenta cual es el tratamiento más indicado para ti.

  • A nivel físico

La pelvis es la estructura donde se aloja el sistema genital femenino. Cuando hay congestiones pélvicas provocan un desajuste ocasionando dolor, aumento de la inflamación, diarreas, dolor de rodillas, cansancio de piernas… Además hay otros elementos de alrededor como el colon, psoas, recto y uréter que son los causantes muchas ocasiones de los síntomas a este nivel.

En el cráneo está el hipotálamo y la hipófisis que como ya he dicho anteriormente son las glándulas encargadas de regular el ciclo ovárico.

Estas gándulas se pueden ver alterada por cadenas lesionales  donde el cuerpo se adapta a las disfunciones generando cambios de tensión y presión  en el cráneo que repercute en el funcionamiento de estas dos.

La zona lumbar también es importante porque hay un ligamento que va desde el ovario hasta la tercera vértebra lumbar (L3) perturbando la raíz nerviosa y reflejándo dolor a nivel de las rodillas, sobre todo por la parte interna.

El tratamiento más adecuado es el fisioterapico-osteopático porque abarca todas estas disfunciones, tratándote de forma global y diagnosticando el origen de la causa de tu disfunción o lesión.

Por último el ejercicio es muy importante para tu ciclo menstrual.

Te aconsejo actividades como el correr, zumba, danza del vientre, patinaje ,Pilates y, por supuesto, el acto sexual, donde la pelvis se descongestiona y se libera endorfinas que relajan los tejidos y bajan la inflamación.

Espero que este artículo te haya servido y que no pienses que por ser mujer tenemos que estar sufriendo esos dolores de regla y pensar “que la regla es un martirio”, por eso disfruta de ser mujer y quiérete todos los días.

Un saludo.

Guadalupe Carmona García.

Fisioterapeuta-Osteópata especializada en disfunciones ginecológicas.

 

 

Comentarios (1)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *