Blog Todema

En el blog Todema nos dedicaremos a publicar artículos y noticias sobre fisioterapia, osteopatía, reiki, sanergia y todos los tipos de terapias que ofertamos en público, así ademas de estar informados sobre nuestros servicios, podréis consultar todo tipo de información sobre terapias etc

Todo lo que debes conocer del tratamiento de la lumbalgia

Todo lo que debes conocer del tratamiento de la lumbalgia

Hoy entrevistamos a Tomas, Fisioterapeuta y Director de Centro Todema.

Acabó su Diplomatura de Fisioterapia en el año 2000 y desde que terminó no ha parado de formarse y crecer como profesional. Ha realizado diferentes cursos y se ha especializado en en Terapia Manual Osteopatica y  Tereapias Bioenergéticas como la Biorresonancia MORA y Reiki.

1)      Buenos días Tomás, ¿qué fue lo que le motivó para estudiar fisioterapia?

Yo desde muy joven empecé a practicar atletismo y con los entrenamientos y competiciones pues se me despertó el gusanillo de estudiar ciencias de la actividad física y del deporte, sin embargo, en los últimos meses antes de terminar mis estudios de COU pues cambié por la idea de estudiar Fisioterapia ya que me llamaba mucho la atención el conocimiento del cuerpo humano y  la manera de ayudar a sanar y recuperar a aquellas personas que tuvieran lesiones o enfermedades.

Concretamente mi inspiración para estudiar Fisioterapia fue siempre mi madre ya que ella ha padecido desde bien joven de muchos dolores osteomusculares y por eso yo quería aprender algo con lo que pudiera «curarla».

2)      He podido comprobar en tu currículo que además de la diplomatura has realizado cursos en los diferentes ámbitos de la salud,  ¿Por qué crees que es necesario?

Así es. He perdido ya la cuenta del número de cursos que haya podido realizar. Tengo que decir que esta profesión, como muchas otras, requiere siempre de abrirse a aprender y estudiar conocimientos nuevos, técnicas, metodologías, investigación,…

El cuerpo humano es complejo, apasionante y aún queda mucho por conocer y aprender.

Es un compromiso con uno mismo el siempre ofrecer lo mejor y dar el 100% a todos aquellos pacientes que se ponen en nuestras manos y confían en nosotros.

3)      ¿Nos podrías explicar algún caso de cómo tratas las lesiones en estos tres ámbitos: físico, emocional y bioquímico?

Claro que sí,  por ejemplo la lesión que casi todo el mundo ha sufrido alguna vez en su vida “lumbalgia”. Esta lesión tan típica, es fundamental tratarla en los tres ámbitos y te voy a explicar cómo y por qué.

La lumbalgia es una lesión que actualmente la padecen o la han padecido mucha gente, cuando el paciente acude a la clínica y nos cuentan el origen de esta lesión en el 98% de los casos nos dicen que han sentido “un tirón” a consecuencia de un gran esfuerzo físico  realizado.  Es cierto que uno de los desencadenantes de esta lesión es el gesto físico, pero lo que  en verdad debemos preguntarnos es por qué ese gesto físico en ese momento ha provocado ese dolor o esa postura tan frecuente en la que nos dicen:   ”me he quedao pillao”.  Por eso es tan importante la entrevista al paciente, para poder buscar el verdadero origen o causa principal del dolor, y así involucrar al paciente en su recuperación desde el primer momento de la sesión.

Tal como indica el nombre es un dolor e inflamación  en la zona lumbar, relacionada siempre con los tres pilares de la salud:

–          Físicos:

  • Causado por un sobreesfuerzo como levantar una caja pesada, mantener una postura mantenida en el tiempo (estar sentado), es decir, todo gesto que provoque tensión o carga a este nivel.
  • Por otro lado, no solamente por la tensión muscular o de ligamentos, si no también hay que tener en cuenta la zona visceral baja que está  muy relacionado con la zona lumbar por eso debemos preguntar al paciente cómo hace las digestiones, es decir, si son pesadas, lentas, si tiene reflujos gástricos, si después de comer se siente hinchado o en qué determinado momento empieza las molestias viscerales. Así como las veces que va al día al servicio. Todo esto es importante porque con esta información sabremos tratar la zona visceral alterada, que dará unos resultados más efectivos en el tratamiento.
  • Otra parte, el ámbito visceral en la que hay que hacer hincapié en las mujeres es cómo son los periodos menstruales, si tiene puesto algún método anticonceptivo como el anillo el DIU, si tiene ovarios poliquísticos….

–          Emocional:

El estado anímico del paciente es fundamental.

Hay que tener en cuenta en la situación familiar en que se encuentra, trabajo, como está a nivel creativo, que tal lleva su sexualidad, etc.

Este aspecto es un poco más difícil de relacionar en unas primeras sesiones porque al paciente, a veces, le resulta difícil expresar sus emociones y sentimientos pero gracias a nuestro método de trabajo podremos ir viendo que aspectos podrían estar relacionados con la aparación de cuadros de lumbalgia recidivantes o crónicos.

–          Bioquímico:

La alimentación que lleva la persona es esencial porque su cuerpo se nutrirá con todo aquello que coma, como aquel  refrán que dice “Somos lo que comemos y absorbemos” aunque yo lo completaría diciendo «Somos lo que pensamos, comemos y absorbemos».

Por eso también el paciente nos tiene que contar todo lo que suele comer a diario y que dieta lleva para empezar a eliminar alimentos que le estén perjudicando a su dolor lumbar y también saber que alimentos le van a beneficiar.

Por eso en el tratamiento es fundamental la anamnesis, para que le paciente nos cuente todos sus síntomas y su estilo de vida con el fin de que le expliquemos como se relacionan estos tres pilares en su patología y cómo lo vamos a tratar.

Teniendo en cuenta estos tres pilares empezamos a tratar al paciente con diferentes técnicas.

En conclusión, lo más importante es que el tratamiento sea un “TRATAMIENTO GLOBAL E INTEGRATIVO”  ya que tratamos a una persona y no sólo a lo síntomas.

Además debe ser un tratamiento individualizado porque cada paciente es un ser único y diferente al resto.

4)      Muchas gracias Tomás por tu información, acerca  de saber cuáles pueden ser las posibles causas de una lumbalgia y de cómo poder tratarlas. Para acabar la entrevista, ¿nos podría dar algún consejo más?

El consejo que puedo ofrecer por lo que llevo viendo en consulta es que hay que cuidarse y acudir a tu fisioterapeuta con cierta regularidad antes incluso de que puedas tener un cuadro de lumbalgia aguda o «lumbago» ya que podemos conseguir más avance y progresión sin llegar a esperar a que estés ya con el dolor fuerte, además de incluir un buen programa de ejercicio terapeútico, consejos nutricionales y equilibrio emocional.

5)      Magnifico consejo, muchas gracias Tomás por haber compartido este rato tan interesante con nosotros.

De nada, espero que os haya servido y para todo lo que necesitéis estamos a vuestra disposición en el Centro Todema. Muchas Gracias.

PIDA CITA  AQUÍ O LLAMANDO AL   953 756 657.

Comentarios (1)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.